EXPERTICIAS

Los cambios en el clima tendrán un profundo impacto tanto en las actividades humanas como en los ecosistemas.







DEPARTAMENTO DE POTOSI





Según la información del Censo Nacional de Población y Vivienda 2012, Potosí cuenta con 823,517 habitantes, 16.1 % más que en 2001. Representa el 8.2 % del total de la población nacional, y es el cuarto departamento más poblado después de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.

La información censal muestra que más de medio millón de habitantes habrían emigrado en toda Bolivia, y la mayor parte corresponde a Potosí, que alcanza casi un cuarto del total nacional (131,441 personas). El principal destino de los emigrantes potosinos fue Argentina (68.5 %), luego Chile (6.1 %) y España (4.5 %).
Los resultados del Censo 2012 muestran una mejora en varios indicadores respecto al anterior Censo, pero, en varios aspectos continúa por debajo del promedio nacional. Por ejemplo, la tasa de alfabetismo en los hombres de Potosí es de 95.1 % muy cercana al promedio nacional; sin embargo, en las mujeres es 83.6 % que significa una diferencia de 11.5 % a favor de los hombres. Es la brecha más alta de todos los departamentos.
Respecto a la disponibilidad de servicios básicos en Potosí el 55.6 % de los hogares cuenta con agua de cañería de red, el 66.8 % con energía eléctrica y el 41.5 % tiene servicio sanitario.

Empleo, ingresos y pobreza

A principios del 2013 el INE presentó un breve resumen de la Encuesta de Hogares 2011, de la que a continuación extraemos información departamental relevante.
En empleo se observa que el 62.3 % de la población ocupada, se encontraba en las actividades de “agricultura, ganadería, caza, pesca y silvicultura”. Un 9.0 % en “ventas al por mayor y menor” y 5.5 % en “servicios de educación”. Esto se relaciona con el hecho que el 78.8 % de la población ocupada está en la categoría familiar; es decir, que más de 3/4 del empleo en Potosí está relacionado al entorno familiar y una proporción muy baja al Estado y al sector empresarial. El ingreso laboral promedio mensual de los potosinos fue de Bs. 787, el más bajo comparado con el promedio nacional (Bs. 1.617). Debemos aclarar que este salario está promediando entre el área rural y urbana, siendo el salario promedio anual en el área rural de Bs. 1.400 debido que su principal actividad es la agricultura.

Obviamente esto repercute en los niveles de pobreza y desigualdad. La incidencia de la pobreza y pobreza extrema en Potosí llegó al 67.4 % y 49.5 % respectivamente. Existe un elevado nivel de desigualdad, el más alto en comparación al resto del país, medido por el coeficiente de Gini, que llegó a 0.58, mientras que para el país en su conjunto es de 0.47.

Producto

Desde el año 2005 la brecha entre el ingreso per cápita potosino y el promedio nacional se fue reduciendo gradualmente hasta el 2011 cuando la diferencia fue de apenas US$ 9, pero en 2012 el ingreso per cápita potosino llegó a los US$ 1,800 mientras el nacional a US$ 2,480 lo que representó una caída significativa de 19.2 % comparado con el año 2011, y una ampliación de la brecha que llegó a US$ 680.
Este descenso en el ingreso per cápita es reflejo de la caída del PIB potosino de 7.7 % en 2012 respecto a 2011.
Claramente se observa que la evolución del PIB nacional presenta un ritmo más estable, mientras que el PIB potosino se desaceleró de manera continua desde 2009, luego de haber crecido en 24.3 % en 2008.

En 2012 varias actividades se contrajeron. La caída más importante se registró en la minería (19.3 por ciento), y luego los servicios de la administración pública (5.2 por ciento).

Este achicamiento productivo y de servicios, podría explicarse por el decrecimiento de la minería que habría impactado negativamente a las otras actividades, ya que el PIB minero en promedio representó, entre 2005 y 2012, el 34.6 % del PIB total.



Algunas conclusiones

Los indicadores del Censo 2012 reflejan una mejora del departamento en la última década en algunos indicadores; no obstante se mantiene rezagado en comparación al resto del país, una muestra de esta situación es la desigualdad de la educación entre hombres y mujeres. Asimismo, se advierte que solamente un poco más de la mitad de su población tiene acceso a los servicios básicos.

La actividad minera no tiene un gran impacto en cuanto a empleo debido a que más del 60 % de la población ocupada se dedica a actividades relacionadas con la agricultura, actividad que tiene una incidencia baja en el PIB potosino. En consecuencia, sus ingresos son los más bajos y los niveles de pobreza son los más altos en Bolivia.
También se debe tomar en cuenta que la desigualdad de los ingresos en Potosí, podría explicarse por el impacto muy limitado de la minería en la generación de empleo, de manera que la mayoría de la población trabaja en la agricultura tradicional que tiene una productividad muy baja y, en consecuencia, genera ingresos bajos.